skip to Main Content
06

Sistemas contra incendios para edificios

Frente a un incendio en altura, es fundamental contar con vías de evacuación expeditas, un sistema de detección de humo o calor y un sistema de alarma, que funcionen.

La ventilación e iluminación de pasillos, la eficiente apertura y cierre de puertas, y un expedito acceso a escalas constituyen, entre otros, elementos clave para enfrentar una emergencia de este tipo.

Escaleras Presurizadas

En el caso de las escaleras presurizadas, estas deben impedir que el humo ingrese a su interior. Para ello, utilizan sistemas mecánicos que, mediante ductos y aberturas en su interior inyectan una masa de aire haciendo que el flujo se dirija hacia adentro del edificio, aislando del humo este espacio.

Hay que destacar que el mayor porcentaje de víctimas en un incendio se produce por inhalación de humo y gases calientes de la combustión. Si estos no son controlados, se esparcirá a través de todo el edificio, impidiendo su evacuación.

Se consideran “zonas verticales de seguridad”, las escaleras presurizadas, cuyos muros poseen una determinada resistencia al fuego y que además con señalización e iluminación de emergencia.

Las escaleras abiertas, con aberturas en aberturas en algunos de sus costados, no pueden considerarse “zonas verticales de seguridad”, pues a estas pueden ingresar humos y gases generados por un incendio; por tanto, se las considera como una vía de circulación complementaria que puede servir también para evacuar en otro tipo de emergencias.

El plan de emergencia debe contemplar esta particularidad y proponer un protocolo de acción ante incendios.

La Red Húmeda y Seca son los sistemas que, en caso de incendio, permiten proveer de agua, tanto a los ocupantes de un edificio, como a Bomberos.

La Red Húmeda

Corresponde a una manguera de 25 metros de largo y 25 mm de ancho enrollada en un carrete, que permite aplicar agua en cantidades limitadas y presión baja.

Esta red sirve para que los ocupantes de un edificio controlen fuegos pequeños muy acotados, evitando así su propagación. Esta red debe estar disponible en edificios públicos o en aquellos de tres o más pisos funcionar de manera autónoma, y hacerlo al menos con dos salidas, en forma simultánea.

La Red Seca

En cambio, esta diseñada exclusivamente para ser usada por Bomberos y sus equipos. En la práctica, existen múltiples problemas operativos con que se encuentra Bomberos al querer usar las redes secas en los edificios; entre ellas:

  • Dificultades para su ubicación y acceso a las mismas
  • Bloqueo de las tomas de entradas con basura u otro tipo de elementos
  • Red interrumpida por fallas o defectos de la construcción.
  • Tuberías o válvulas en mal estado, corroídas o abiertas en distintos pisos

Red de electricidad de emergencia “red inerte”.

Este es un circuito especial de electricidad, desenergizado, al cual bomberos conecta sus generadores, para dotar de iluminación auxiliar a sus equipos y apoyar la evacuación del edificio.

Al igual que la red seca la Red Eléctrica de emergencia, debe tener una entrada señalizada en el primer piso del edificio.

Conclusiones

Por ello vivir o trabajar en uno con un eficiente sistema de seguridad contra incendios y efectivos planes de evacuación, puede salvar vidas. Una negligencia o descuido por una sobrecarga eléctrica, una fuga de gas o la inflamación de elemento de decoración con una fuente de calor de alta radiación puede desatar un incendio.

Debemos recordar que frente al incendio de un edificio las medidas más efectivas de control y seguridad son aquellas analizadas y establecidas con mucha antelación, en forma preventiva y resguardando a las personas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top