skip to Main Content
Filtracion Agua I

La filtración de las aguas

El sistema de filtración, verdadero corazón de la piscina, es una parte esencial para cualquier tipo de construcción, su fiabilidad y el correcto dimensionamiento garantizan el resultado final. Aqua pool Solution les proporcionará la solución que permitirá ofrecer un producto ya ensamblado directamente en la fábrica, con prestaciones garantizadas y conforme a la normativas vigentes, con materiales de calidad y capaz de satisfacer cualquier necesidad. Listos para instalar y fáciles de usar, se pueden colocar en locales técnicos de obra o en prácticos locales técnicos prefabricados.

Se encuentran disponibles en una completa gama de productos, desde grandes sistemas para piscinas públicas hasta sistemas de uso privado, todos acompañados de la documentación con esquemas de funcionamiento y manuales ilustrativos de uso.

Las modalidades con las cuales las aguas se pueden someter a
filtración son numerosas; de hecho se puede distinguir entre dos
categorías de filtración:

a) filtración de volumen en lecho filtrante (filtros de arena);
b) filtración de superficie (filtros de cartucho).

En la filtración de volumen adquiere una importancia fundamental el paso del líquido filtrado a través de la entera capa filtrante, formada por material granular; en el proceso de separación del material filtrado. El mecanismo principal es el de la interceptación, con el cual las partículas de Dimensiones medias superiores a las de la porosidad del medio filtrante son bloqueadas por éste.


En cambio, en la filtración de superficie el efecto filtrante se sitúa fundamentalmente en la superficie de un elemento dotado de agujeros de Dimensiones inferiores a las de las partículas que se pretenden interceptar; por tanto, el espesor del elemento filtrante tiene una importancia secundaria.

Filtración de Volumen

En este caso el mecanismo de filtración evoluciona durante el paso a través de una capa de material filtrante, en el curso del cual las características del agua y del propio medio se modifican gradualmente

La acción filtrante se desarrolla en más fases sucesivas:


1) la partícula transportada por el agua entra en contacto con los gránulos del lecho filtrante; las modalidades con las cuales la partícula puede entrar en contacto son numerosas y asumen un peso diferente, en función del tipo de filtración considerado:

a) 0,4-0,8 mm, para filtros rápidos en presión.
b) 1/1,35 mm: para filtros lentos con agua ya sometida a sedimentación.
c) 6,35/9 mm: para tratamientos de desbaste.


2) la partícula adhiere a los gránulos con los cuales entra en contacto y sucesivamente viene eliminada por la corriente hídrica que continúa aguas abajo; el mecanismo de adhesión está favorecido por la baja velocidad del fluido.


3) la reducción de las dimensiones pasantes, determinada por la progresiva adhesión de las partículas al medio filtrante, implica el aumento de la velocidad de los fluidos y, por tanto, el aumento de las fuerzas de arrastre que pueden provocar de esta forma la separación de las partículas depositadas anteriormente.


Los factores son:

  • Porosidad del filtro
  • Velocidad de filtración de Darcy (m/s)
  • Longitud del lecho filtrante (m)
  • Aceleración de gravedad (9,81 m/s2)
  • Factor de forma (variable de aproximadamente 0,7 para gránulos puntiagudos a para partículas esféricas) diámetro medio de los gránulos del filtro índice de resistencia del filtro


Características de la masa filtrante
El material filtrante se puede caracterizar con numerosos parámetros; a continuación se enumeran los principales:

1) curva granulométrica: indica en abscisa las Dimensiones del pasante de uno tamiz y en ordenada el porcentaje (en peso) de material que pasa a través de dicho tamiz.
2) Dimensiones efectivas: resulta de las Dimensiones a las cuales corresponde el porcentaje 10 en la curva granulométrica.
3) Coeficiente de uniformidad: ambos se pueden obtener de la curva granulométrica.


Como tipo de material empleado para la formación del lecho filtrante, la arena de cuarzo representa el tipo más utilizado. También se utilizan la antracita y los carbones activos granulares. Con respecto a la granulometría del lecho, se pueden adoptar dos soluciones diferentes, según se utilice una granulometría uniforme, o bien una variada (normalmente no más de 2-3 capas).

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top