skip to Main Content
11

Cinco pasos para mantener la piscina en buen estado

El calor ya llego con mucha fuerza y con él también las ganas de refrescarte, aunque la primera opción que se nos viene a la mente es el de acudir a la playa, la opción de ir a la piscina es muy común entre el público sobre todo en las familias.

Recordemos que en muchas ocasiones las piscinas han estado abandonadas durante el resto del año y ahora toca ponerla a punto, aplicar diversos métodos para que las aguas estén adaptadas a nuestras necesidades.

Ajustar el pH

Lo primero que debemos hacer para que nuestra agua esté limpia, clara y respetuosa es regular el pH, el cual deber estar entre 7,2 y el 7,6 para que todo funcione correctamente.

Si el pH que se encuentra en nuestra agua es muy elevado el público podría sufrir irritación en la piel y ojos, muy por el contrario, si el pH se encuentra muy bajo las consecuencias serían de irritación en los ojos y piel.

Desinfección del agua

Los microorganismos suelen aparecer en las piscinas, ya que estas representan un lugar en donde desarrollarse, es por ello que es importante mantener el residual del cloro libre entre 0.5-1.0 ppm en el agua para que tenga poder desinfectante, así evitaremos que se enturbie y aparezcan algas.

Existen varios métodos para garantizar una correcta desinfección durante el momento de uso, una de ellas es las tabletas de cloro o más bien con un aparato de electrolisis salina o con oxígeno activo y si en caso nos encontremos con algún problema de turbiedad o algas, lo que se recomienda es efectuar un tratamiento de choque con dicloro granulado y añadir floculante líquido, todo esto conde recuperar el buen estado del agua.

Finalmente, una vez aplicados los productos, es muy importante durante pocas horas un filtrado, cepillar las paredes y suelo de la piscina, luego de ello esperar entre 12 a 24 horas para que las impurezas se precipitan, por consiguiente, el limpiafondos llevará todo el precipitado directamente al desagüe sin necesidad de que pase el filtro.

Prevención de algas

Si queremos evitar que las algas hagan de nuestra piscina su hogar, entonces lo que debemos aplicar es un alguicida de forma constante, hacemos todo esto ya que en el verano con el calor y radiación su aparición, estas a su vez trayendo hongos y bacterias.

Recordemos que la aplicación del algicida debe estar acompañada con la presencia del cloro o el bromo para así conseguir un efecto sinérgico de ambos productos y aumentar la eficacia del algicida.

Agua cristalina

Los pH elevados, una pobre filtración, contralavados de filtros inefectivos y formación, son las principales causas de que en la piscina aparezcan turbiedades. Lo que se hace en casos es agregar un floculante ya que hace que las partículas se vuelvan más grandes y así el filtro las puede retener para clarificar el agua.

Cuidado con el filtro

Un correcto cuidado del filtro hace que el tratamiento químico que apliquemos sea más eficaz, ya que con un filtro sucio la calidad del agua empeorará y a la vez producirá múltiples gérmenes.

Es por ello que por lo menos una vez al año tenemos limpiar y realizar contralavados para mantener nuestro filtro en óptimas condiciones, claro todo esto antes de que empiece la temporada de verano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top